Reiki: la importancia de la practica

Hoy tengo ganas de hablar sobre la importancia de la práctica...

Muchas veces, cuando uno se lanza a aprender Reiki, hace un intensivo de un fin de semana, en el que siente la energía con más o menos intensidad.

Habitualmente se sale contento y con ganas de explorar... pero con el paso del tiempo, la rutina vuelve a invadir toda la atención y la práctica del Reiki queda relegada... Es por eso que hoy escribo este artículo. Para recordar la importancia de la práctica. Reiki es una técnica muy sencilla, profunda y efectiva que nos devuelve a nuestra esencia, a través de la conexión con la energía Universal. La práctica diaria nos ayuda a entrar en sintonía con el “Ser”. Eso si, requiere una constancia y compromiso con nosotros mismos...

Hay muchos caminos para llegar a Roma y Reiki es uno muy efectivo. En este sentido yo soy un claro ejemplo de que “la práctica hace al Maestro”: cuando empecé tenía poca sensibilidad y todo me parecía bastante extraño... a pesar de que después de recibir sesiones de Reiki me sentía mucho más en paz... Esto era lo que me motivaba a continuar.

Con el tiempo y la práctica de canalizar energía empecé a despertar la sensibilidad y los sentidos: La energía es información y comprenderla comporta su tiempo. (Hay muchas personas que al empezar ya tienen mucha sensibilidad, solo quería poner un ejemplo...) Podríamos decir que se trata de aprender un idioma diferente donde no sólo están implicadas el oído, lo cognitivo y la capacidad de hablar, sino que se trata de una escucha más profunda: escuchamos la energía Reiki con todo nuestro cuerpo... estamos atentos a las sensaciones corporales y desde aquí nos abrimos a recibir información en forma de imágenes, frases, colores, olores, estados internos, visiones... Cómo todo idioma requiere una inmersión lingüística, una experimentación y pasar por un proceso de aprendizaje. Dentro de este proceso de aprendizaje nos tendremos que enfrentar a nuestra forma de aprender... que es una de las capacidades más dañadas en nuestra sociedad...

A pesar de que aprendemos toda la vida, nadie nos ha enseñado a aprender y tenemos integrado un sistema de aprendizaje basado en el resultado de un examen, sin valorar el intento y el esfuerzo... Por lo tanto, al aprender Reiki saldrán las mismas dificultades que tengamos con el aprendizaje: el miedo a hacerlo mal, la exigencia de hacerlo perfecto... etc. Como Reiki nos acerca a nuestra verdadera esencia, a nuestro Ser, también nos lleva de alguna manera a desaprender estructuras de comportamiento, actitudes aprendidas que no van en concordancia con nuestra verdad... En este sentido, hay que decir, que con nuestra forma de vida nos hemos alejado de nuestra verdadera esencia, de nuestra forma de Ser para convertirnos en personas aceptadas en nuestra familia, sociedad, etc.

Reiki, a pesar de que es un camino de amor, nos confronta con todo aquello que “Actuamos” pero que no somos... Nos acompaña a reconocer nuestro Ser profundo, para que así, pueda habitarnos en nuestro día a día. Es un camino hacia la felicidad... Cultivando la práctica del Reiki, podemos ir comprendiendo el lenguaje energético, discerniendo con el tiempo el significado con más claridad... desarrollando nuestra percepción... Además Reiki es energía de sanación, nos ayuda a traspasar las dificultades devolviéndonos al sentimiento de unidad. También nos abre la puerta al Gran Misterio y como misterio es incomprensible muchas veces por nuestra mente. Muy importante en el proceso aprendizaje es la práctica porque te lleva del miedo a la confianza... Cuando uno empieza a practicar Reiki, alinea el canal energético con la energía Universal aumentandoel número de sincronicidades en la vida cotidiana... Al practicar Reiki con otras personas, en espacios, situaciones, a animales, plantas... Uno empieza experimentar pequeños milagros (o más grandes):sanación de un dolor de cabeza, liberación de cargas emocionales reprimidas, intuiciones, etc.... y de cada experiencia obtiene más confianza y fuerza para seguir practicando. Así cada vez puedo ir canalizando más energía i de forma más eficaz... Con cada práctica consolido mi canal energético y la conexión con la Energía Universal... y poco a poco la práctica se va transformando en una actitud de vida... donde voy entrando en la confianza del presente... En la plenitud de la existencia... al ser uno, en cada momento, con la Energía universal...

ara.png