Liberar el estrés emocional...

En primer lugar decir que el estrés no es bueno ni malo, es un síntoma de que estamos ante una situación a la que nuestro organismo necesita adaptarse. Si permanecemos en estrés mucho tiempo por no poder resolver la situación podemos entrar en un proceso de degeneración de nuestro organismo. Cuando en nuestra vida nos encontramos delante de una situación de estrés emocional estamos exigiendo de alguna manera que las cosas sean distintas de lo que son. Así que luchamos contra la realidad por un lado, y contra lo que sentimos, por otro. en este estado podemos permanecer poco o mucho tiempo, generando sufrimiento y aumentando el estrés. Para poder liberar el estrés antes que nada, debemos renunciar a la exigencia de que las cosas sean diferentes de lo que son. Decir “Si” a lo que es, “ Si” a la situación, “Si” a lo que siento. Cuando he liberado el estrés es probable que pueda mirar la situación con otros ojos. Cuando estamos en estrés el 70% de la sangre del cerebro baja al cuerpo para huir o atacar, y no tenemos toda la energía disponible para encontrar la mejor solución. Otro aspecto a tener en cuenta es que somos creadores de nuestro propia realidad: una persona colérica vive en un mundo colérico y una persona agradable vive en un mundo agradable. La forma en que vivimos las situaciones habla de nosotros mismos. Así que incidiendo en nuestra forma de tomarnos las situaciones ya estamos haciendo algo para mejorarlas. Es importante tomar responsabilidad sobre lo que sentimos, quizás no puedo elegir lo que sucede pero si puedo cómo sentirme: ¿Has notado alguna vez como delante de una misma situación uno se enfada y otro lo encuentra divertido?. El resultado de nuestros sentimientos es muchas veces resultado e nuestra programación emocional. Podemos aprender a a asumir total responsabilidad sobre lo que experimentamos. es nuestra propia programación interna la que produce nuestras acciones influyendo así en las reacciones de las personas que nos rodean. todos son nuestro espejo, lo que no nos gusta de otros tiene que ver con aquello que no me gusta de mi mismo.Cuando nos aceptamos como somos podemos aceptar a los demás como son. Eso no significa que yo no desee cambiar la situación y hacer algo en esta dirección. Lo que significa es que estamos aceptando la situación, nuestro aquí y ahora... Te propongo un ejercicio para liberar el estrés emocional: 1.Primero elige una situación o relación que te genere estrés. 2.Ponte una mano en la frente y otra en la nuca (el lóbulo frontal es en el que se encuentra nuestra capacidad de crear soluciones nuevas, en el lóbulo occipital están las memorias de nuestro pasado). Manténlas durante todo el ejercicio si te es posible. Si te cansas puedes soltarlas y retomar la posición unos segundos más tarde. Imagínate la situación o persona delante tuyo. Respira y observa tu reacción corporal sin juzgarla, como un explorador que investiga su cuerpo. Respira y observa ahora cómo te sientes. (Sólo si no puedes decir Si a la situación Di Si a tu dificultad de aceptarla...)Si nada cambia quédate en este paso. Aceptar la dificultad de aceptar ya es un buen primer paso. Si puedes decir si a la situación continua con el ejercicio. Respira y di “SI”. Si a la situación, al conflicto, respira ahora unos segundos... Respira y di Si a tus sensaciones corporales, respira ahora unos segundos... Respira y di Si a tus emociones... respira ahora unos segundos... Respirando observa ahora cómo has participado para generar esta situación. (no hay buenos y malos. Hasta aquí lo que hemos hecho es liberar el estrés emociona de la situación... ¡Espero que te haya sido útil! Dime, ¿cómo te fue?


Recent Posts